1

Industria planea sacar del mercado a todas las renovables y llevarlas a tarifa fija

Es como volver a los viejos tiempos, a los del Real Decreto 2818/1998. El Ministerio de Industria parece haber tomado la decisión de sacar a las renovables del mercado, donde cobran el precio del pool más una prima, y llevar todas las tecnologías a tarifa fija. Y encima no demasiado buena, según varias fuentes del sector, que recuerdan otro globo sonda del Ejecutivo del que se viene hablando desde hace meses: la retroactividad de la tarifa para la fotovoltaica.

El momento de tomar medidas y plantear un nuevo marco regulatorio se acerca y el Gobierno quiere calibrar el alcance de los movimientos que podría hacer. En este contexto cabe enmarcar los rumores, cada vez más extendidos, de una tarifa fija para todas las tecnologías renovables y el carácter retroactivo de los nuevos precios para la producción fotovoltaica.

Distintas fuentes consultadas hablan de una reunión del ministro de Industria, Miguel Sebastián, el pasado lunes, con consejeros de Industria y cargos socialistas en la que salió a relucir la intención del Gobierno de asignar a todas las renovables una tarifa fija. De confirmarse la medida sería como recorrer a la inversa el camino que las energías limpias han hecho en la última década, con la aprobación de marcos regulatorios que pretendían que las renovables peleasen, codo con codo, con el resto de tecnologías convencionales en el mercado. Esa era la intención del Real Decreto 436/2004, que vino a derogar el 2818/1998, la biblia de la tarifa fija, y que contó entonces con el rechazo de muchos promotores.

Aunque lo cierto es que, a día de hoy, nadie tiene certidumbres sobre las intenciones reales del Ministerio de Industria. Todas las fuentes consultadas señalan que el rumor está ahí pero la mayoría piensa que es una manera de testar el sector y entender cómo encajaría la propuesta.

Para José María González Vélez, presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), “lo importante no son los rumores, lo importante es que se aclaren. Al Ministerio de Industria le preocupa mucho más el déficit tarifario que las renovables, a las que considera de segunda o tercera derivada. Y ante las presiones del gas, se está rindiendo. El lobby del gas es muy poderoso”, reconoce. Y lamenta que las distintas tecnologías renovables hagan la guerra por su cuenta. “Aquí cada cual se mueve según sus intereses. Los eólicos a lo suyo, los otros a los suyos…. La Administración y las propias compañías fomentan la desunión del sector y el Ministerio la utiliza a su antojo”.

Por su parte,“la Asociación Empresarial Eólica (AEE) no conoce ningún texto ni ha sido informada de esos cambios –señala un portavoz–. Pero cualquier iniciativa que suponga incrementar la inestabilidad regulatoria es un paso atrás y puede agravar la confianza de los inversores extranjeros en nuestro país. Algunas de las ideas que circulan podrían afectar gravemente al desarrollo de las renovables en nuestro país”.

Valeriano Ruiz, presidente de Protermosolar, es de los que no dan ningún crédito a esos rumores. “No me lo creo. Me sorprendería mucho que el Gobierno hiciera algo en contra de los intereses de una industria como la termosolar, que está en una fase incipiente. Es un globo sonda, mentiras e insidias propagadas por alguien que desconozco. Que los medios de comunicación se hagan eco de estos rumores hace daño. Es un juego pernicioso”.

La pregunta que surge de inmediato es si el posible cambio será a mejor o a peor. “Todo depende de cómo sea de buena o mala esa tarifa fija”, responden la mayoría de los expertos. Joaquín María Nebreda es doctor en Derecho y autor de “Aspectos jurídicos de la producción eléctrica en régimen especial”. Según Nebreda, “es mucho más transparente que haya precio de mercado y prima. Si hemos liberalizado el sistema es precisamente para quitar la tarifa. Si hay productores que deben de tener una subvención singular pues que la tengan pero sobre un precio de mercado, lo cual daría mucha más transparencia al sistema. Nebreda reconoce que “las renovables están ahora en cuestión. Los expertos consideran que es una barbaridad que las primas, las subvenciones del régimen especial, costaran en 2009 lo mismo que el coste de la red, y, por lo tanto, si se van a tarifa se va a consolidar el régimen. Y si se fuera a precio más prima podría haber una tendencia a favor de reducir la prima”.

A bote pronto, trasladar a tarifa fija la eólica, por ejemplo, supondría volver a tacharla de “especial” cuando ya aporta más que el carbón a la cobertura de la demanda. Además, eliminará el efecto bajista de la eólica sobre el precio pool, ya que la eólica entra en el mercado a precio cero, antes de que se adapte al precio horario medio del conjunto del sistema. En definitiva, el precio final del pool podría subir. También se pondría fin al negocio de agente del mercado, de empresas como Wind2Market, por ejemplo.

Pero en este análisis de urgencia también aparecen aspectos positivos. Como que los agentes, en vez de jugar con la programación de la eólica con el objetivo primordial de sacar el mayor beneficio en el mercado final, utilizarán sus modelos de predicción para programar la producción de manera más fiel a la predicción, y no al beneficio. Esto será así siempre que se mantengan las penalizaciones marcadas en el 661 por desvíos.

El ministro Sebastián dijo ayer en el Congreso de los Diputados que esperaba contar con el apoyo de los partidos de la oposición para afrontar un ajuste de las primas de las renovables. “La remuneración de las renovables tiene que ajustarse al ritmo marcado por el mix energético previsto para el año 2020, pero también ser compatible con la competitividad de la industria”, dijo el ministro, que reconoce que habrá que hacer un “difícil equilibrio”.

El anticipo del Plan de Energías Renovables 2010–2020, que el Ministerio de Industria remitió a Bruselas a principios de año, señalaba que en 2020 “la participación de las renovables en nuestro país será del 22,7% sobre la energía final y un 42,3% de la generación eléctrica”. Incluso las asociaciones de renovables han reconocido que ese 22,7% es satisfactorio, aunque todas han pedido aumentarlo. APPA, hasta el 30%.

No son los únicos. El director general de Energía de la Comisión Europea, Phillip Lowe, que ha participado hoy en la apertura del Seminario de Energías Renovables de Alto Nivel, organizado en Pamplona por el Ministerio de Industria y el Gobierno de Navarra, con motivo de la Presidencia de España de la UE, cree que “hay que ser más ambiciosos” y ha hablado del objetivo del 50% de renovables sin ponerle fecha. El reto ahora “son las infraestructuras y las redes inteligentes”, que contarán con un plan este mismo año. También se ha referido a los objetivos obligatorios, “con sanciones para los países que no cumplan”. Según Lowe, “la conclusión de los avances de los planes de acción nacionales en renovables es que se puede ir más allá del 20%, incluso se podría duplicar siguiendo el ejemplo de Alemania, Dinamarca y España”.

En Pamplona se han dado hoy cita delegados de los 27 países miembros de la UE y altos funcionarios de la Comisión Europea. En ese foro el presidente de Navarra, Miguel Sanz, ha hecho una lectura social de las energías limpias. “El éxito de las renovables en Navarra se debe a que conseguimos integrarlas en la sociedad, acercarlas a los ciudadanos”. Y ha dicho que “mientras el Índice de Producción Industrial caía en España, subía en Navarra gracias a las renovables”. ¿Su receta? “Participación pública y planificación energética y territorial”.

Acercar las renovables a los ciudadanos no parece la línea de los últimos tiempos a juicio de Javier García Breva, presidente de la sección Fotovoltaica de APPA. “Lo que hay es una campaña para colocar a la opinión pública en contra de las renovables. Por la reunión de Pamplona circulaba hoy el chiste de la denuncia del fraude en las plantas fotovoltaicas que también producen energía de noche: ¿tú dónde tienes escondido el generador?, decía alguno. El hecho es que Industria lleva más de año y medio hablando de fraudes varios y este es el día en que no se ha abierto ninguna causa contra nadie. ¿Cómo es posible?”.

El secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, que ha participado en la apertura del seminario, se ha referido al “papel esencial que juegan las interconexiones eléctricas en la implantación de las energías renovables y la importancia de disponer de un número suficiente de interconexiones a nivel europeo para facilitar la integración de la producción renovable eléctrica y optimizar su coste”. La Presidencia española considera que los objetivos europeos en materia de renovables “pueden peligrar si no se dispone de suficiente capacidad de interconexión entre los países miembros”.

Marín también ha destacado la importancia del plan de apoyo financiero al desarrollo tecnológico de las renovables, el denominado SET Plan. Y el papel clave que puede jugar el coche eléctrico. Pero no ha hecho ninguna referencia al Plan de Acción de Renovables en España, que como el resto tiene que presentarse antes del 1 de julio. Y tampoco lo han hecho otros representantes del Ministerio, como sí han detallado Polonia, Dinamarca, Suecia, Austria, Portugal… El ministro, Miguel Sebastián, ni siquiera estuvo ayer en Pamplona para la cena de gala. ¿Es sintomático este bajo perfil?

“En el sector de la energía se está viviendo una guerra abierta, fruto de la caída de la demanda. Las grandes empresas ven a las renovables como un problema y están presionando al Gobierno. No les gusta nada el mix energético que ha presentado el Ministerio, cuando sólo traduce a cifras los compromisos de España con la Directiva de Renovables de la UE, con el plan 20-20-20, o sea, que nuestro país consiga que el 20% de la energía final que consuma en 2020 sea renovable, incluyendo un 10% de consumo renovable en el sector transporte. Ha llegado el momento de elegir si queremos seguir como hasta ahora, con un modelo basado en las fuentes convencionales, o si queremos otro modelo basado en renovables”, concluye García Breva.

Energium

One Comment

Deja un comentario