0

Baterías más baratas a partir de los árboles

Pensar que la mayor barrera al acceso a las renovables está en el costo de la energía solar o eólica, es en cierta medida una equivocación, pues los precios van cayendo cada año. El verdadero freno está en el precio de las baterías; son necesarias porque estas fuentes energéticas son intermitentes, ya que no siempre sopla el viento, y el sol se sigue poniendo cada tarde.

El panorama podía cambiar si se consiguiera fabricar baterías más baratas, como proponen los investigadores Grzegorz Milczarek (Universidad Tecnológica de Poznan, Polonia) y Olle Inganas (Universidad de Linköping, Suecia), utilizando residuos de la industrial del papel para el cátodo de la batería.

Básicamente, una batería tiene tres componentes: dos electrodos (ánodo y cátodo), y en medio el electrolito, que es el que sirve para conducir los electrones. El electrolito es barato de conseguir, pero lo que hace que la batería encarezca es precisamente el material que se utiliza como electrodo, que requiere metales como el plomo, zinc, níquel, o litio. Si se consigue que los electrodos sean más baratos, se habría superado una barrera más en la popularización de las energías renovables.

Estas investigaciones proponen que una combinación de lignina-polipirrol como cátodo. La lignina es muy fácil de conseguir, ya que es material de desecho de la industria del papel, y es rica en fenol, crucial para la formación de quininas que ayudan a hacer un buen cátodo. El siguiente paso hacia la batería barata sería conseguir materiales de bajo coste para los ánodos, y por supuesto un electrolito biodegradable, con lo que tendríamos la batería ideal (económica y no tóxica).

Energium

Deja un comentario